29 de marzo de 2016

Pollo en adobo con escalivada de pimientos

El pollo es un ingrediente que admite multitud de preparaciones y que es muy difícil que resulte mal. Ya sea asado, estofado, frito o incluso cocido, puede cambiar su sabor dependiendo de los ingredientes aromáticos que se utilicen. En la receta de hoy, el pollo se sirve frito y con un adobo muy mediterráneo de cítricos y especias. Es aconsejable dejar el pollo en la marinada por lo menos una noche.

Hace un año en Blue Cuisine: Torta de avellanas y chocolate

Hace dos años en Blue Cuisine: Estofado picante de cordero

 




Ingredientes pollo adobadoIngredientes:


- 4 filetes de contramuslo de pollo
- el zumo de 1/2 limón
- la ralladura de 1 limón
- 1 cucharadita de tomillo
- 1 cucharadita de canela
- 3 cucharadas de aceite de oliva
- Sal y pimienta al gusto
- Huevo, harina y pan rallado para rebozar




Preparación:

Limpiar los filetes de contramuslo de pollo; esta es la parte que aconsejo para preparar esta receta, ya que quedan muy jugosos. Partirlos en trozos medianos y reservar.


En un recipiente grande mezclar los ingredientes del adobo: el zumo de limón, su ralladura, la canela, el tomillo y el aceite de oliva. Salpimentar el pollo y meterlo en el adobo. Dejar que repose toda la noche.

Pollo en el adobo


Calentar una sartén con dos dedos de aceite e ir empanando el  pollo, pasándolo primero por harina, luego por huevo batido y por último por el pan rallado.

Preparación para empanar pollo


Pollo empanado


Freír los trozos de pollo a fuego medio hasta que el rebozado quede con un tono dorado suave.

Freír pollo


Servir con una escalivada de pimientos o con una ensalada de lechuga y cebolleta. Este plato también queda muy rico frío.

Presentación pollo adobado

26 de marzo de 2016

Huevos rellenos

La receta de hoy es un clásico en las cocinas de nuestras madres y abuelas. En mi caso, se hacía cuando empezaba a hacer buen tiempo; ya que es un plato que se puede dejar preparado en la nevera y es muy fácil de hacer. Queda muy desenfadado en comidas para mucha gente de tipo buffet. Por supuesto, si se utilizan ingredientes de la máxima calidad, como huevos de corral y un buen bonito en aceite de oliva, el resultado es inmejorable.

Hace un año en Blue Cuisine: Patatas guisadas con panceta

Hace dos años en Blue Cuisine: Salteado de fideos udon con verduras y cerdo

Ingredientes:
Ingredientes huevos rellenos

- 8 huevos
- 1 lata de bonito en aceite de oliva de 112 gr.
- Sal y pimienta al gusto
- Mayonesa para decorar
- Unos 12 langostinos cocidos y lechuga para decorar







Preparación:

Cocer los huevos en abundante agua durante 10 minutos. Retirar del fuego y enfriar. Pelar los huevos y lavarlos en agua para que se vayan los posibles restos de cáscara. Partirlos por la mitad y sacar las yemas.

Partir los huevos por la mitad

Claras y yemas con bonito


Escurrir el aceite del atún y reservarlo por si se necesita. Mezclar las yemas cocidas con el atún y salpimentar al gusto. Tiene que quedar una pasta densa y no muy homogénea, si se hace con un tenedor. Para que quede más fluida se puede añadir parte del aceite del atún.

Relleno de los huevos


Rellenar las mitades de los huevos con la pasta de yemas y atún. 

Rellenar huevos


Cubrirlos con un poco de mayonesa y servir fríos con unos langostinos.

Presentación huevos rellenos

15 de marzo de 2016

Spaghetti con mejillones y setas

El otro día cociné unos mejillones a la cerveza y me sobró una ración. Así que, para aprovecharlos, con su jugo y todo, preparé rápidamente esta receta de pasta. Se tarda en cocinar lo que tardan los spaghetti en cocer y constituye un plato completo. 


Hace un año en Blue Cuisine: Albóndigas de caballa

Hace dos años en Blue Cuisine: Crema de espárragos trigueros y puerros

Ingredientes:
Spaghetti con mejillones y setas
- 50 o 75 gr. de spaghetti
- 1/2 cebolleta
- 150 gr. de setas variadas
- Unos 8 o 9 mejillones ya cocidos, con un poco de su jugo
- Perejil para adornar
- Sal y pimienta al gusto











Preparación:

Cortar en brunoise la cebolleta y pocharla en una sartén a fuego suave. Cuando esté blanda añadir las setas y cocinar unos 10 minutos a fuego medio. Agregar sal y pimienta al gusto.

Cocinar setas


Mientras tanto, cocer los spaghetti en abundante agua con sal. Se puede añadir un chorro de aceite, aunque en ésto hay teorías opuestas.

Cocer spaghetti


Picar los mejillones y, cuando estén las setas cocinadas añadir a la sartén, con su jugo y cocinar unos 2 minutos para que se mezclen los sabores.

Añadir mejillones


Por último, echar los spaghetti y remover bien para que se integren todos los ingredientes. Es aconsejable añadir un poco del agua de cocción de la pasta,  ya que así, la salsa - aunque sea poca - liga los elementos y el plato queda más jugoso.

Rehogar spaghetti


Adornar con perejil y servir en seguida. Se puede terminar con una cucharadita de aceite de oliva virgen por encima de la pasta.

Presentación spaghetti con mejillones y setas


8 de marzo de 2016

Enlaces interesantes del mes de febrero


Este mes he encontrado numerosos consejos para saber cómo preparar o cocinar ciertos productos. Además os dejo una selección de recetas para poner en práctica, algunas de ellas muy adecuadas para el final del invierno:

  • Y si se va a cocinar con chocolate, no está de más ver este artículo con algunos trucos sobre cómo tratar a este ingrediente.

2 de marzo de 2016

¡Blue Cuisine cumple dos años!




Y para celebrarlo, os dejo un listado de las recetas más vistas durante este tiempo. Doy las gracias a todos los visitantes de mi blog, un blog que se creó con el objetivo de compartir mis recetas habituales y las que voy recopilando y aprendiendo durante estos últimos años. ¡Gracias!






1 de marzo de 2016

Tarta Sacher

En ocasiones viene bien saber cocinar un postre para una ocasión especial. Y, si es de chocolate, el éxito está prácticamente asegurado. En Blue Cuisine ya he publicado algunas recetas de tartas para celebraciones como la bavaroise de chocolate o la tarta Tatin; sin embargo, la de hoy es un clásico entre los clásicos: la tarta Sacher. Existen numerosas versiones de la receta: yo me he basado en la que aparece en el blog La receta de la felicidad y en el libro 50 recetas con nombre. Esta tarta está mucho mejor al día siguiente de prepararla.

Hace un año en Blue Cuisine: Rollos de calabaza y canela

Hace dos años en Blue Cuisine: Bienvenidos a mi cocina azul! y Scones con pasas

Ingredientes:
Ingredientes tarta Sacher

- 200 gr. azúcar
- 150 gr. de harina
- 50 gr. almendras molidas
- 6 huevos
- 150 gr. de chocolate negro de cobertura
- 150 gr. de mantequilla
- 4 cucharadas de mermelada de albaricoque
Para la cobertura de chocolate:
- 150 gr. de chocolate negro de cobertura
- 50 gr. de mantequilla
- 200 ml de nata líquida






Preparación:

Forrar el fondo de un molde de 22 cm. de diámetro con papel de horno. Reservar.

Forrar molde


Montar con los 6 huevos con el azúcar hasta que doblen su volumen. Deben tener mucho aire, para que el bizcocho suba, ya que no lleva levadura.

Montar huevos y derretir chocolate


Derretir lentamente el chocolate negro de cobertura con la mantequilla. Apartar de fuego y dejar enfriar unos minutos.
Mezclar cuidadosamente los huevos con el chocolate y añadir la almendra molida y la harina. Obtener una masa homogénea y ligera a la vez; no se debe batir mucho, sólo mezclar hasta que se vea que los ingredientes están integrados.

Mezclar huevos y chocolate





Añadir harina y almendra



Verter la masa de bizcocho en el molde que habíamos preparado y hornear unos 45 minutos a 180ºC.

Verter masa de bizcocho en molde


Dejar enfriar el bizcocho en el molde unos minutos y luego pasarlo a una rejilla para que se enfríe del todo.

Enfriar el bizcocho en una rejilla


Mientras tanto, preparamos la cobertura de la tarta, derritiendo en un cazo el chocolate negro de cobertura, la mantequilla y la nata líquida. Si se hace a fuego suave y lentamente, la cobertura tendrá el brillo necesario para la tarta. En este paso hay que tener paciencia.

Derretir cobertura de chocolate

Cobertura de chocolate derretida


Cuando el bizcocho esté completamente frío, partirlo por la mitad con un cuchillo de sierra y moviéndolo muy despacio. El bizcocho queda compacto y algo seco de textura. Esparcir uniformemente la mermelada de albaricoque en uno de los lados, moviendo la cuchara del centro a los bordes y tapar con la otra mitad del bizcocho.

Partir bizcocho por la mitad

Rellenar con mermelada albaricoque


En la superficie de trabajo se pone un papel de horno y encima la rejilla con el bizcocho; de esta manera, cuando se vierta la cobertura de chocolate, caerá sobre el papel. Esto tiene dos ventajas directas: por un lado la cocina no se mancha y por el otro, con el chocolate sobrante (que suele sobrar) se pueden hacer después unas magdalenas u otro postre. Verter la cobertura de chocolate por encima del bizcocho de manera generosa, sin descuidar los laterales.

Bañar bizcocho en cobertura chocolate


Dejar enfriar toda la tarta a temperatura ambiente. Si se va a consumir al día siguiente, como es aconsejable, hay que meterla en la nevera, y sacarla unas 2 horas antes de consumirla.

Presentación tarta Sacher